A finales de febrero de 2008 el Ayuntamiento de Bilbao aprobó la instalación de 14 cámaras de video vigilancia en la calle San Francisco para reducir la delincuencia. El coste previsto era de 320.000 €.

 Después de esta primera noticia han sido varios los momentos en que el tema ha estado en los medios de comunicación. La postura de la Coordinadora de Grupos de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala ha sido siempre muy clara: ¿Cámaras en San Francisco? ¡No en nuestro nombre!